Archive for the 'Periodistas terroristas' Category

In the shit…

febrero 9, 2009

Los jóvenes chiclaneros detenidos por empuñar armas y fumar porros en un vídeo de ‘Youtube’ aseguran que sólo son un grupo de amigos y que “todo era un juego”

“No somos Latin kings”

Los vídeos del rapero Bestbassstard pasarían desapercibidos entre las millonadas del portal Youtube de no ser porque sus protagonistas, un grupo de jóvenes chiclaneros, posan entre rima y rima con armas cortas y fumando espléndidos porros a cara descubierta . La Guardia Civil les cazó la semana pasada en una operación que se saldó con dos detenidos y cinco imputados. Uno de los últimos, Roberto C.B., quiso defender ayer que “no son una banda de delincuentes sino un grupo de amigos”, y que “todo lo que ha pasado es la consecuencia de un juego”. Esta misma mañana declarará, con los demás, en la Audiencia Provincial de Cádiz. (sigue..)

Anuncios

Oferta de empleo

enero 19, 2009

Periódico líder de difusión nacional precisa redactor especializado en noticias positivas. Se valorará la capacidad de escribir informaciones que no incluyan la palabra crisis. Remuneración acorde con semejante responsabilidad.

periodico

puede

enero 15, 2009

¿Le cogerá Marca el gustito a eso de publicar una noticia sin tener que inventársela? ¡Quía!

marca1marca2marca32

Walter Baaaaaaaarnsss

enero 13, 2009

Ojo, que no soy yo el del vídeo. Arcadi Espada se mofa de que Pedro J. no tuviera un solo tema decente para abrir el periódico el día del súper-rediseño de El Mundo. Y encima con esa vocecita impresentable. Memorable. Qué bien me lo paso con este sujeto. Uooc.

Futuro, o futurible

noviembre 20, 2008

Es un problema del periodismo de estos bajos fondos el contar siempre lo que va a pasar, hasta lo que puede o podría pasar, y pasar de contar lo que realmente pasa. Alguien lo explicaba hoy por ahí diciendo que “el periodismo ya sólo vive de la expectativa, como el viejo verde”.

Bob Marley en Cádiz

noviembre 13, 2008

El compañero JJ. Marqués tuvo que confirmar ayer que esta nota de prensa del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) no era una coñeta gaditana. Y no lo era. Institucional y veraz, más que la vida misma, con su foto del poliqueto, ahí desmelenado, y al lado la del rey del reggae.

Un nuevo género de gusano marino inspirado en Bob Marley

Este gusano marino pertenece a un nuevo género de poliquetos denominado Bobmarleya gadensis por su parecido con el músico Bob Marley. El hallazgo es uno de los muchos que se presentan esta semana en el I Congreso de Biodiversidad Marina que, organizado por el CSIC y la red de institutos europeos de investigación marina MarBEF, se celebrará hasta el 15 de noviembre en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en Valencia. El nuevo género fue encontrado por la investigadora de la Universidad de Aveiro, Portugal, Ana Hilario, junto con un equipo estadounidense del Monterey Bay Aquarium Research Institute, en los volcanes de fango del Golfo de Cádiz, junto con otras 13 nuevas especies de poliquetos, gusanos marinos, desconocidas hasta ahora.”

 dibujo

Descubren en el Golfo de Cádiz a ‘Bob Marley’, un nuevo gusano marino, así lo hemos dado en el Diario.

Hace diez años, y hoy

noviembre 5, 2008

Los amos del mundo,  Arturo Pérez Reverte. El País Semanal el 15 de noviembre de 1998

Usted no lo sabe, pero depende de ellos. Usted no los conoce ni se los cruzar en su vida, pero esos hijos de la gran puta tienen en las manos, en la agenda electrónica, en la tecla intro del computador, su futuro y el de sus hijos. Usted no sabe qué cara tienen, pero son ellos quienes lo van a mandar al paro en nombre de un tres punto siete, o un índice de probabilidad del cero coma cero cuatro. Usted no tiene nada que ver con esos fulanos porque es empleado de una ferretería o cajera de Pryca, y ellos estudiaron en Harvard e hicieron un máster en Tokio, o al revés, van por las mañanas a la Bolsa de Madrid o a la de Wall Street, y dicen en inglés cosas como long-term capital management, y hablan de fondos de alto riesgo, de acuerdos multilaterales de inversión y de neoliberalismo económico salvaje, como quien comenta el partido del domingo. Usted no los conoce ni en pintura, pero esos conductores suicidas que circulan a doscientos por hora en un furgón cargado de dinero van a atropellarlo el día menos pensado, y ni siquiera le quedará el consuelo de ir en la silla de ruedas con una recortada a volarles los huevos, porque no tienen rostro público, pese a ser reputados analistas, tiburones de las finanzas, prestigiosos expertos en el dinero de otros. Tan expertos que siempre terminan por hacerlo suyo. Porque siempre ganan ellos, cuando ganan; y nunca pierden ellos, cuando pierden.

No crean riqueza, sino que especulan. Lanzan al mundo combinaciones fastuosas de economía financiera que nada tienen que ver con la economía productiva. Alzan castillos de naipes y los garantizan con espejismos y con humo, y los poderosos de la Tierra pierden el culo por darles coba y subirse al carro. Esto no puede fallar, dicen. Aquí nadie va a perder. El riesgo es mínimo. Los avalan premios Nóbel de Economía, periodistas financieros de prestigio, grupos internacionales con siglas de reconocida solvencia. Y entonces el presidente del banco transeuropeo tal, y el presidente de la unión de bancos helvéticos, y el capitoste del banco latinoamericano, y el consorcio euroasiático, y la madre que los parió a todos, se embarcan con alegría en la aventura, meten viruta por un tubo, y luego se sientan a esperar ese pelotazo que los va a forrar aún más a todos ellos y a sus representados.

Y en cuanto sale bien la primera operación ya están arriesgando más en la segunda, que el chollo es el chollo, e intereses de un tropecientos por ciento no se encuentran todos los días. Y aunque ese espejismo especulador nada tiene que ver con la economía real, con la vida de cada día de la gente en la calle, todo es euforia, y palmaditas en la espalda, y hasta entidades bancarias oficiales comprometen sus reservas de divisas. Y esto, señores, es Jauja.

Y de pronto resulta que no. De pronto resulta que el invento tenía sus fallos, y que lo de alto riesgo no era una frase sino exactamente eso: alto riesgo de verdad. Y entonces todo el tinglado se va a tomar por el saco. Y esos fondos especiales, peligrosos, que cada vez tienen más peso en la economía mundial, muestran su lado negro. Y entonces, ¡oh, prodigio!, mientras que los beneficios eran para los tiburones que controlaban el cotarro y para los que especulaban con dinero de otros, resulta que las pérdidas, no. Las pérdidas, el mordisco financiero, el pago de los errores de esos pijolandios que juegan con la economía internacional como si jugaran al Monopoly, recaen directamente sobre las espaldas de todos nosotros.

Entonces resulta que mientras el beneficio era privado, los errores son colectivos, y las pérdidas hay que socializarlas, acudiendo con medidas de emergencia y con fondos de salvación para evitar efectos dominó y chichis de la Bernarda. Y esa solidaridad, imprescindible para salvar la estabilidad mundial, la paga con su pellejo, con sus ahorros, y a veces con su puesto de trabajo, Mariano Pérez Sánchez, de profesión empleado de comercio, y los millones de infelices Marianos que a lo largo y ancho del mundo se levantan cada día a las seis de la mañana para ganarse la vida.

Eso es lo que viene, me temo. Nadie perdonará un duro de la deuda externa de países pobres, pero nunca faltarán fondos para tapar agujeros de especuladores y canallas que juegan a la ruleta rusa en cabeza ajena. Así que podemos ir amarrándonos los machos. Ése es el panorama que los amos de la economía mundial nos deparan, con el cuento de tanto neoliberalismo económico y tanta mierda, de tanta especulación y de tanta poca vergüenza.

nostradamus

viñetas del día

octubre 22, 2008

– ¿Y tú quién prefieres que gane, Obama o Mcain?

– Hombreee… ¡Obama seguro que bombardea más flojito!

– Desastre ecológico a causa de la crisis: los grandes yates, especie en peligro

Prensa digital

octubre 21, 2008

La Vanguardia, que es un periódico excepcional que hace un periodismo excepcional, estrena estos días hemeroteca digital en internet. El papel digitalizado desde 1881, información accesible, un potente motor de búsqueda, reportajes históricos especiales, todo tan cuidado… un tesoro, me parece, valor añadido, gestión del conocimiento, patrimonio vivo e irremplazable del periódico. Pienso yo que deberíamos todos los demás, presuntuosos históricos y modernos arrogantes, seguir este camino en el uso del digital. Porque esto es aprovechar realmente el soporte, y no subir a la web tres vídeos de pulso tembloroso y dudosa calidad, espurrear teletipos para sumar más y más visitas al contador y pavonearse todo el día de esa ilusoria sensación de inmediatez.

Recolocando II

octubre 20, 2008

En relación con su consulta, le remitimos la siguiente información:

Las palabras compuestas y derivadas no siempre se recogen con artículo propio en el Diccionario académico, pero su significado es claramente deducible a partir del de los elementos que las constituyen. El hecho de que una palabra no esté recogida, como tal, en el DRAE no supone necesariamente que no exista o que no sea correcta. En este caso, recolocar o reubicar son dos voces totalmente normativas, impecables desde el punto de vista morfológico y con suficiente difusión y consolidación más que acreditada, por lo que no hará falta mostrar testimonios de uso. Por otra parte, se incluye ya el prefijo a partir del cual se forma, al margen de que los verbos colocar y ubicar, obviamente también tienen cabida en el DRAE:

re-. (Del lat. re-). pref. Significa ‘repetición’. Reconstruir.

En ocasiones se incluyen algunos de estos verbos en el Diccionario, por razones de muy diversa índole, como el elevado número de testimonios de una voz, la existencia de otras acepciones de cierta dificultad para ser entendidas, la duda que puede presentar la forma (rescribir / reescribir), etc.
Reciba un cordial saludo.
______________________________
Departamento de «Español al día»
Real Academia Española

Vuelve ‘el Robe’

septiembre 30, 2008

Carlos Marcos. El País.

Alivio: hoy la fiera está tranquila. Sólo cuando recuerda a qué hora ha sonado el despertador, la luz que despide su rajado rostro desaparece oculta por pesados nubarrones: “Hoy me he levantado a las 8.30 y ha sido una gran putada”. Robe Iniesta, extremeño de 46 años, no deja el aspecto de marginado de poblado a pesar de que su grupo, Extremoduro, le ha permitido vivir de una forma cómoda.

Capaz de repartir a partes iguales poesía extasiada y conmovedora (“la vida es roja si te vas / y me derrota igual que en los sueños”, canta en su último disco, La vida innata, el primero en seis años) y macarradas (tituló su álbum en directo Iros todos a tomar por culo), este hombre asilvestrado dice hacer lo que le da la gana. En noviembre acaba una gira por España con pabellones repletos. Ésta es la única entrevista a un medio escrito diario. Por eso se ha levantado tan temprano.

Pregunta. ¿Le ha dicho alguien a la cara que su nuevo disco es malo?

Respuesta. No, malo no me ha dicho nadie que es. Me ha pasado lo mismo que cuando te hablan de una película que es muy buena. Lo más normal es que salgas del cine y digas: “Bueno, tan buena no era. No es la repolla”.

P. Lo que sí ha ocurrido es que su álbum, La vida innata, fue número uno en ventas la primera semana, y luego se lo arrebató el de Melendi.

R. Bueno, está claro que hay música para mayorías y otra para minorías. Hay géneros más fáciles de escuchar, y el rock no está entre ellos. La rumbita y el rollito éste que hace Melendi sí.

P. ¿Le gusta Melendi?

R. Bueno, no me disgusta.

P. ¿Cómo lo pasa un creador cuando se acuesta por la noche y no le ha salido ninguna canción, y así hasta seis años?

R. Muy mal. Frustrado, totalmente frustrado. La primera noche lo pasas mal, pero si empiezas a sumar noches y llegas hasta seis años, es como un pozo. Me ha salvado un poco que he estado escribiendo prosa. Si no, no sé lo que hubiera pasado. He escrito un libro.

P. ¿Probó algún truco para atraer a las musas?

R. La gente me decía de todo. Un colega me dijo que me pintara un huevo de cada color, que a él le funcionaba. Y estuve a punto de hacerlo pero tuve un ataque de serenidad y lo rechacé.

P. ¿Ya ha terminado el libro? ¿De qué trata?

R. La historia ya está escrita. No es una autobiografía, no es de música, no es de Extremoduro ni de rock. Es una novela donde he intentado cuidar bastante el lenguaje y yo creo que en ese lenguaje se me reconoce.

P. ¿Tiene miedo de enfrentarse a los críticos literarios, que seguramente no han escuchado mucho a Extremoduro?

R. ¿Miedo? Bueno, no sé. Es como montar en avión. ¿Te da miedo? Está claro que no te gusta y estás deseando bajarte, ¿no?, pero te montas. No es miedo, pero sí que me pregunto: “¿A ver si dice todo el mundo que es una puta mierda?”.

P. ¿Escribe por las noches?

R. Sí. Empiezo después de cenar y estoy hasta las cuatro de la madrugada. Me siento mejor, más despierto, no hay teléfonos ni cosas que te molesten, no va nadie a verte. Me suelo levantar sobre la una. Cada uno tiene su propio reloj y éste es el mío…

P. ¿Es usted romántico?

R. Sí, claro, supongo que sí.

P. Hay una frase en su nuevo disco muy pesimista con el mundo actual: “Si quiero ir a la moda, necesito una pistola”.

R. Vivimos en un mundo de violencia que está por todos lados. Matamos a nuestras mujeres, a nuestros vecinos, a los de nuestro pueblo, a los del barrio contrario. La violencia está en todos los lados, empezando por el colegio.

P. Una de las cosas que se cuenta de usted es que recientemente cursó una carrera.

R. No. Lo que pasa es que estuve estudiando un poco, necesitaba un poco de soltura y estuve un año estudiando gramática y latín. Fue por la UNED.

P. ¿Latín?

R. Sí, aunque ya se me han olvidado las declinaciones. Me divertía hacer traducciones. Memorizar cosas no me gusta. Meterte cosas en la memoria no tiene sentido, como las declinaciones. Cuando hago una traducción de un clásico como Cicerón, cojo el diccionario, miro las declinaciones y lo traduzco. Es que nos intentan meter demasiadas cosas en la cabeza.

P. Dicen que el saber no ocupa lugar.

R. Falso. Si te tiras cuatro horas estudiando, te ha ocupado lugar y tiempo. Y el tiempo es sitio. Hasta los griegos lo sabían: el conocimiento objetivo no vale demasiado. Hay que tener un conocimiento más intuitivo.

P. ¿Escritores de cabecera?

R. No tengo escritores de cabecera. Leo de todo: Cicerón, Harry Potter o lo que sea.

P. ¿Cuál es el disco que más veces ha escuchado?

R. Seguramente los de Lole y Manuel. No sé por qué. Y en cuanto a rock, pues todavía escucho de vez en cuando a AC/DC.

P. La leyenda negra de Robe: las drogas, los conciertos caóticos, la alergia a los medios…

R. He vivido siempre como me ha dado la gana. Lo que pasa es que vivimos en un país muy moña en el que hay tantas cosas que no se pueden hacer ni decir que parece que si no ocultas las cosas eres un demonio. Se mete cocaína la mitad de la población, pero lo hace a escondidas. Y, de repente, lo hace un tío, lo dice y la gente grita: “Eh, mírale, ése es el que se la mete toda”.

Advertir que, advertir de que

septiembre 22, 2008

Juan advierte que se acerca Luis” no significa lo mismo que “Juan advierte de que se acerca Luis”. En el primer ejemplo transmitimos que Juan se apercibe de que Luis se acerca. Mientras que en el segundo caso Juan nos avisa de la aproximación de Luis como si de ella se pudiese derivar alguna consecuencia. (Grijelmo, El estilo del periodista)

En el caso del titular de portada de ahí abajo nos encontramos ante un aviso, y no sólo de una percepción de la SEPI. Faltó la preposición, obviada por un miedo injustificado al dequeísmo.

Advertir de que: Equivale a avisar: avisar de algo, avisar de que va a pasar algo. Advertir de algo, advertir de que pasa algo.

Advertir que: 1. Equivale a notar: notarl algo, notar que pasa algo. Advertir algo, advertir que pasa algo.
2. Cuando constituye una admonición, y equivale a ordenar: te ordeno que no hagas nada. Te advierto que no hagas nada.

La siesta y las fuentes

septiembre 15, 2008

Redactora que prepara su reportaje sobre hoteles que ofertan habitaciones para dormir la siesta consulta a un presidente de patronal hostelera sobre el asunto en cuestión, por aquello de poner una declaración aquí, otra allá, un poco de vida y colorido al documento. Y llega la respuesta.

“La siesta no es nada nuevo. Se ofrece desde que el mundo es mundo, vamos desde que existen los hoteles, o al menos yo siempre lo he visto en los 45 años que llevo en este mundo. Es como si en un bar pides media o una ración entera. El hotel puede que tenga o no habitaciones o que no lo quiera ofrecer por mil razones. Es igual que cuando pides una cama supletoria. Vamos que el camarero te diga que no te puede poner media razón de huevo frito, prorque un huevo es un huevo. O un calamar. Imaginate que el camarero te diga, qué quiere usted, ¿los bigotitos? Eso no es nuevo, está en la normativa. Lo que pasa que no es bueno difundirlo porque se puede convertir en un moulé. Sabe usted francés? vamos, en una casa de citas. Imaginese que se ponen dos en el pasillo discutiendo si la chica le había dicho 30 ó 40 euros…. pero yo no quiero quitarle protagonismo a los sevillanos que lo venden como un manjar, la gran novedad de todos los tiempos”.

para qué caraj……

septiembre 10, 2008

Me he leído la noticia en tres periódicos, he visto un informativo de televisión y he escuchado uno de radio, y os juro que no tengo NI LA MÁS REMOTA IDEA de para qué carajo sirve el extraordinario “Gran Colusionador de Hadrones”. Quería simplemente sufrir una implosión de protones en el cerebro y fenecer en el acto, hasta que he encontrado este recorte de El País y entonces he podido asimilar el experimento perfectamente. Quiá.

“El campo de Higgs fue postulado en 1963 por media docena de físicos, de los que el británico Peter Higgs ni siquiera era el más destacado (de hecho, hay quien prefiere llamarlo “campo de Higgs-Brout- Englert-Guralnik-Hagen-Kibble”). Pero fue Higgs el primero en hablar del “bosón de Higgs”. El campo de Higgs y el bosón de Higgs son dos formas de ver el mismo fenómeno. Esta dualidad se deriva de uno de los principios más desconcertantes -pero también mejor establecidos- de la física cuántica (la antiguamente llamada “dualidad onda-corpúsculo”). El caso más familiar es el de la doble naturaleza de la luz, que consiste a la vez en un campo electromagnético y en un chorro de partículas, o fotones. El modelo estándar de la física subatómica divide las partículas en dos grandes grupos: las que constituyen la materia (fermiones, como los quarks) y las que transmiten las fuerzas (bosones, como el fotón). El propuesto bosón de Higgs, por tanto, sería una partícula, y eso es lo que los físicos esperan observar en el nuevo superacelerador de Ginebra. Si el bosón de Higgs aparece en el LHC en los próximos años, la última pieza habrá encajado y el modelo estándar habrá recibido el espaldarazo definitivo. En caso contrario, habrá que modificar el modelo en sus fundamentos más básicos.”

decálogo fotográfico 6

agosto 26, 2008

Hierve la agonizante almadraba en una de las pocas levantás de la temporada. Sobre las redes, agua, ruido y espuma, atunes de 200 kilos que se resisten con todo a la muerte. En los hombres, instinto, ansiedad y tensión, pura tensión, por si hoy se pesca y se come, o por si es día de manos vacías en Barbate; porque hay que sacar los atunes rápido del copo; porque hay esquivar sus coletazos mortales… Miguel Ángel González está allí en medio disparando y disparando, barcaza arriba barcaza abajo, se sube aquí, se sube allá. Busca, enfoca y tira, con los ojos brillantes como si fuera su primer reportaje, el primero, lo juro, y debe llevar varios cientos, brillantes. Pero da igual, como el primer día. Él trabaja así, con la droga de contar historias galopando en la vena. Enganchado. El tío.

Un pescador ha recibido un atunazo en el copo y han tenido que sacarlo mareado en volandas. Congoja general en la marinería porque los peces están aún muy vivos. Y Miguel Ángel que busca a un pescador en el barullo, enfoca y tira, y mira el visor de la cámara. Ésta vale, piensa –pienso yo–: gesto de aprobación.

Puede que aquella fotografía sea la que ha seleccionado hoy para este decálogo, aunque enviar, nos envió cuatro, como el que tiene que elegir entre hijos. El tío. Por teléfono él se explica, sencillamente: me gusta esta foto, es una buena foto de reportaje. El atún que es el protagonista habitual está relegado al segundo plano y todo se centra en este pescador, con esa cara… Es el esfuerzo de la gente que está ahí jugándose el cobre, la dureza del mar, la tensión… Es lo que yo viví ese día”. La levantá, al final, es tensión. Así es la historia de una mañana de pesca cualquiera que se convierte en única a través del objetivo de un periodista de raza.

/J. Garret. 60Días. Diario de Cádiz.

Decálogo Fotográfico 8

agosto 23, 2008

Quizás sea una cuestión genética, una desviación neuronal o una patología adquirida por el hábito del trabajo. O quizás se trate de una compleja manifestación artística. El caso es que el fotógrafo de raza fotógrafo es un extraordinario pensador en imágenes, un extraño ser que codifica la realidad en “instantes decisivos” (apuntó un precursor de la especie) mientras usted y yo vemos la vida pasar de corrido con el efecto Cine Exin. Borja Benjumeda es un magnífico espécimen de esta clase de la que les hablaba. Él tiene una especial fijación por los paisajes urbanos. Pasea por ciudades, por pueblos, encuentra “cosas” que le llaman la atención, imágenes, colores, contrastes, escenas que por el efecto de la costumbre pasan inadvertidas por el cerebro del resto de humanos pero que él convierte en excepcionales mediante su cámara, si dispone de ella, que es lo habitual, porque el artilugio es un apéndice mecánico de la anatomía de estos individuos.

 

La imagen que Borja ha seleccionado para este Decálogo Fotográfico –“no creas que ha sido fácil”– es de un edificio cercano al Nervión Plaza, en Sevilla. Una eterna fachada de cristal, todo cristal, ventanas de cristal que se suceden como siguiendo un ritmo, ofreciendo un turbador juego de luces, de reflejos y de personas ausentes, porque Borja asegura que nunca hay nadie en las ventanas, que las persianas no suben, no bajan, y que la gran cristalera está cerrada como para que “ninguna mirada pueda romper sus secretos”. Recorran la foto. Inquiétense.

 

/J. Garret. 60Días. Diario de Cádiz.

Indigestión mediática

agosto 22, 2008

Sufro una indigestión mediática muy poco nutritiva y había pensado, ay dios mio, purgarme aquí.

1. Indecente, impresentable, lo de El Mundo, que se precipita y lo llena todo de amarillo sin pudor. Ellos ya han encontrado un culpable a todo esto y lo titulan a cinco. ¿Investigación? Pa qué. Ya buscaremos excusas después. “La crisis de Spanair desemboca en una tragedia con 153 muertos”. Si el accidente es una consecuencia de la crisis (desembocar: Concluir, alcanzar un desenlace), quiere decir que si no se soluciona la crisis puede haber más accidentes… y que, por tanto, volar con Spanair es arriesgarse a terminar carbonizado en una cabecera de pista. Lo dicho, indecente, no porque Spanair no sea responsable, que ya se verá, sino porque no hay certeza de nada y los muertos están calientes todavía.

2. ¿Qué pasa con la cobertura fotográfica del accidente? Si son georgianos acribillados, negritos muertos de hambre y budistas apaleados en Birmania, en primera y a color, que hay que mostrar al mundo… Aquí nada, ni una imagen, dos fotos de los restos del avión para todos los periódicos del país. No se trata de ver muertos, sino de que los fotógrafos nos cuenten esta historia, que para eso están.

3. ¿Cómo es posible el agónico baile de cifras que sufrimos todo el día? ¿Cuáles eran las fuentes de esos datos y cuál era su credibilidad? Parecía el bingo.

4. No más “bolas de fuego” y personas “que han vuelto a nacer”, por favor.

5. Puede que sea inevitable, pero el bochorno de los pelotones de periodistas con cámaras y micrófonos en ristre, azuzando a todo aquél que se pusiera por delante, no tiene nombre. Todo daba igual: un tipo que había reclamado a Spanair que le devolviera el dinero de un billete y no había recibido nada; un señor que se había quedado viudo y sin hijos en el accidente; un anciano en una silla de ruedas entrando en urgencias que no había pisado un aeopuerto en 20 años, pero pasaba por allí; una chica que se dirigía a comprobar si medio ser humano completamente calcinado resultaba ser su hermano; … to pa lante, y el micrófono hasta el esófago.

6. ¿Sólo hay becarios en las televisiones españolas, ya sea para hacer un reportaje de la canción del verano o para informar de una tragedia con 153 muertos? Pues va a ser…

6. “La Familia Real está permanentemente informada de todos los acontecimientos…” Seguro que mejor que nosotros. Lo de los borbones y los politicuchos interrumpiendo sus vacaciones (pobres) a bombo y platillo para ir a Madrid inmediatamente y compartir su dolor con las víctimas es indecente, y lo de los medios dándole pábulo… ay.

“balbuceó el exiliado fiscal”

agosto 20, 2008

Pd. Disculpen, pero mientras haya genios escribiendo de esta manera este verano me niego a colgar nada propio en el blog.  Dicen que está el señorío portuense que trina, que trina.

La vida no sigue igual

El público de El Puerto se deja seducir por la capacidad de emocionar de Julio Iglesias cuatro décadas

Enrique Alcina Diario de Cádiz.

La vida no sigue igual. Está mucho más cara. La economía de Julio anda mejor que la de agosto, sobre todo tras el cable echado por el Ayuntamiento portuense, con la compra y regalo masivo de localidades, para que la plaza de toros registrase una entrada de postín. Maldita la gracia que hará a los paganinis que desembolsaron más de cien euracos. Unos siete mil espectadores se dejaron llevar por las dotes de seducción y la capacidad de transmitir emociones que Julio Iglesias mantiene y que ofreció a cuentagotas, con ciertos altibajos, acaso reflejos de la misma carrera del cantante. Cuarenta años de Julio, una noche deluxe a la salud del gran Manuel Alejandro.

Otro acto social. Perfumes de gala. Punta en blanco para la ocasión. Como todavía hay clases, la organización dividió al personal por precios y mandó a la prensa a la grada, maltratando a los fotógrafos de mala manera, que hubieron de conformarse con el lado bueno del artista desde la lejanía y durante dos temas. Luego, a la calle. Mientras marcaban estrechamente a los reporteros, todo el mundo haciendo fotos con sus artilugios japoneses.

Primera sensación de la velada: entrada triunfal de Miranda, la mujer de Julio, la primera dama con todos los churumbeles. Signos de admiración. Todo el mundo pendiente de los mortales que apoquinaron 300 euros. Abajo, servicios ambulantes nada glamurosos, qué poca intimidad para tanta desmesura de belleza y tronío. Afuera, como la tarde de José Tomás, cientos de gentes viendo la vida pasar. Adentro, de pronto, película de autopropaganda municipal descarada, contraprestación nada disimulada. Lamentable juego político popular. Como el nodo de antaño.

Chaqueta azul marino cruzada, la manita lacia, ocho músicos y tres vocalistas, buen sonido y Quijote para comenzar. Julio se declaró bohemio, soñador, promotor inmobiliario … y cuando pronunció la palabra mágica, “Esssspaña”, se cae la plaza, que al parecer estaba llena de españoles. “Mi querida Essspaña”, balbuceó el artista exiliado fiscal. Y a renglón seguido dio algunas de las claves del concierto. “Ay, Puerto de Santa María, cómo pasan los años. Hoy posiblemente sea la noche más especial de mi vida en mi país”. Varias canciones más tarde confesó que se trataba de la primera ocasión que sus niñas chicas iban a verle actuar.

La gente, volcada. Karaoke mundial. La languidez y la melancolía se daban la mano con la fiesta de La Gota Fría de Carlos Vives y algunas piezas estilo Las Vegas. “Cuarenta años cantando a vuestros abuelos, a vuestros padres, a tantas gentes. Corazón, alma, generosidad, fidelidad”, filosofó el artista antes de cargarse vilmente el tango Corrientes 348, más que a media luz, a media voz. Luego, rancheras allá en el otro mundo y la oda a la morriña, el Canto a Galicia que le hizo grande en América. Lento, como un chicle, el tema edulcoró la noche antes de las consabidas referencias a los discos de Iglesias en inglés. All of you, que cantase junto a Diana Ross, tuvo un pase, pero Can’t help falling in love with you dio un poquito de vergüenza ajena, gran osadía emular a Elvis con esa voz. Cuidado, Julio nunca atesoró una gran voz, pero sigue vigente su buen gusto, esa cadencia, algo inusual que las vuelve locas. Algo tendrá. Lástima esas poses histriónicas. Cuando se muestra sencillo y sincero, alimenta el mito.

“De niña a mujer”, la pieza que reinventó para sus nuevas niñitas, fue fiel demostración. La bordó, la susurró, y sedujo al público de modo rotundo. No sin antes rendir tributo a Manuel Alejandro, “el compositor más grande que ha dado esta tierra, nacido en esta tierra”, desgranando Manuela, su éxito de 1974. Sensacional. Amor subyugado. Decálogo del amor según Manuel Alejandro, metáforas magistrales y más recuerdos del ayer. El truhán y el señor a quien le molan las mujeres y el vino encontraría hoy reticencias de reticencias de la ministra miembra de Igual Da y de Alcohólicos Anónimos, pero tampoco es para ponerse así.

La gente, crazy, crazy, me va, me va, hey, no vayas presumiendo por ahí y que no se rompa la noche de cielo estrellado. Popurrit de ayer y de hoy, en su caso el ayer fue mejor, Julio ya no fue el mismo cuando se lanzó a la consagración mundial. El público de anoche lo pasó en grande con las piezas de los setenta y ochenta, y quizá no tanto con el resto. Hora y media amortizada con creces por la persona que agarró al vuelo la chaqueta “tó sudá” del artista hispano que más discos ha vendido en la historia. Faltaron Gwendolyne y La vida sigue igual, las composiciones que levantaron el vuelo de aquel espigado aspirante a portero del Madrid que se trajinó a media España hasta convertirse en leyenda. Fin de fiesta: “Y a Manuel Alejandro, que Dios le bendiga”.

El honor, y su precio

agosto 12, 2008

Entre los oxímorons más vistosos de las últimas décadas está el de “violador inocente” que el bienintencionado columnista de un diario gallego adjudica a Rafael Ricardi, y sobre el que me llama la atención Braulio García Jaén. Ricardi ha pasado trece años en prisión, por una violación que no cometió, y el periódico se ha referido en varias ocasiones a su peripecia.

Y no debería abandonarla, y voy a explicar por qué. Hace unos días, en un editorial sobre la condena judicial de Federico Jiménez Losantos, el periódico se preguntaba por el precio del honor. Cómo, en efecto, un tribunal podría objetivar monetariamente un concepto tan subjetivo. Tenía razón el periódico. El honor de José Antonio Zarzalejos, agredido verbalmente por Jiménez Losantos, fue cifrado en cien mil euros. Yo no sé si es poco o es mucho. Pero haría bien el periódico en seguir el rastro del honor de Rafael Ricardi, y su precio.

Buenos días

Arcadi Espada

Lonely Cádiz

agosto 11, 2008

Inolvidable recorrido por paisajes gaditanos de la Costa de la Luz. Nombre no tiene. Llamémosla ruta de miradas en el sur del sur, y que comience en Chiclana, aunque pudiera hacerlo en Cádiz capital, desde lo más alto de la Torre de Poniente, en la Catedral, donde el visitante puede asomarse al Atlántico y contemplar, entera, la ciudad más antigua de Occidente. Dicen.

Chiclana. Directamente en coche hasta el antiguo poblado almadrabero de Sancti Petri. Entre los años 20 y 70, Sancti Petri vivió tiempos de esplendor con la pesca del extraordinario atún rojo. Quedan edificaciones de entonces, aunque Costas ha empezado a demoler las más ruinosas. El paseo es nostálgico. Puede acabar con la contemplación del Castillo de Sancti Petri, e incluso acercándose hasta el islote solitario en el que se encuentra en uno de los barcos que ofrecen este servicio. El camino continúa por la carretera de la costa, atravesando las playas de La Barrosa –zona residencial– y el complejo hotelero de Novo Sancti Petri. Cuando supere el último hotel, enorme y rosáceo, habrá entrado en el término municipal de Conil, en una enorme franja virgen de litoral. Allí sobrevive un bosque bajito pero auténticamente mediterráneo: el enebral costero de enebro marítimo. El entorno es estupendo para pasear, asomarse al mar e incluso darse un baño tranquilo.

De nuevo en la vereda paralela al mar, siempre hacia el sur, el visitante atraviesa el complejo residencial de Roche hasta llegar a las íntimas Calas de Roche. No se ven desde la carretera. Hay que aparcar a la izquierda y asomarse a las rocosas playas que surgen de la nada. Al final, junto al faro del puerto deportivo de Conil, otra impresionante panorámica de la costa. Tras una parada en Conil, que se derrama sobre la playa, el viajero tiene casi la obligación de adentrarse en el histórico cabo de Trafalgar, en Barbate, y ascender a pie hasta la espalda del viejo faro. Experiencia mística en la puesta del sol, y mejor el amanecer. Para madrugadores.

Después de atravesar el Parque Natural de La Breña, Barbate espera al visitante. Merece la pena hacer una parada en el puerto pesquero, en la entrada norte del pueblo, que huele a mar como ningún otro sitio de la provincia, y tomarse algo en su tasca de pescadores. Para finalizar la jornada, faro Camarinal -dejando atrás Zahara de Los Atunes, hasta donde no se pueda avanzar más- es la puerta de entrada de un rincón sólo accesible a pie, sorprendente, desconocido, como si fuera itinerante. Es la playa de El Cañuelo.

OTROS DATOS DE INTERÉS

Dónde alojarse. Merece la pena alejarse unos kilómetros de la costa para visitar Vejer y alojarse en La Casa del Califa (956447730), un lugar tranquilo, que une cinco casas de diversas épocas con inspiración árabe y cuidados detalles. Mejor pedir habitaciones con vistas. La comida de su restaurante marroquí es sorprendente. Junto a La Casa, Nº1 Triperia, de la misma empresa, también es un lugar acogedor donde dormir, y tiene piscina.

Dónde comer. El restaurante El Campero, en Barbate, es el templo del atún rojo de almadraba (Av. de la Constitución, 5c. 956432300). En su carta hay más de treinta especialidades del género, desde recetas asiáticas a guisos clásicos. No es barato, pero supone toda una experiencia.

Lugares de interés. El Palomar de la Breña (Barbate) es un hotel y restaurante encantador construido junto a uno de los palomares más grandes de Europa, que es hoy visitable ( 956435003).

Publicado en RDA.