Posts Tagged ‘new flame’

chapapotada popular

febrero 11, 2008

Seis meses después de encallar frente al Peñón, el New Flame sigue hundiéndose por episodios y soltando chapapote hacia las costas de Cádiz. Sólo la chimenea está a flote y aún desconocemos qué tipo de carga guarda el chatarrero en su panza. El Gobierno ha hecho eso que suena tan dramático de “llamar a consultas al embajador”, británico, en este caso. La Junta de Andalucía dice ahora que va a “emprender acciones judiciales” y Gibraltar, que pasa de la mierda de toro -llámese España-, sostiene que el alquitrán no es del New Flame (fuentes no oficiales aseguran que lo ha vomitado un rorcual común).

A la mierda todo. Seguiremos informando.

chapapote_newflame.jpg

Oohhh, negra navidad

diciembre 26, 2007

newflame.jpg 

Bienvenido a la república independiente del Estrecho de Gibraltar. El New Flame, un basurero flotante de chatarra que surcaba los mares hasta que encalló frente al Peñón en agosto, nos felicita las fiestas con 91 toneladas de mierda, o lo que en otra época se dio en llamar chapapote, que estos días pueden encontrarse en las playas de Getares y El Rinconcillo, de Algeciras. Lo peor está por llegar. La mitad del barco que aún está a flote amenaza con hundirse en breve y nadie sabe lo que hay dentro. Es como un juego, como el juego de las cajas de la tele: quizá haya conejitos de Duracell, quizá raquetas de padel para Madagascar, quizá parachoques de Talbot que ya no se venden en los desguaces o quizá restos de armamento nuclear. A las ballenas les encanta todo porque así pueden jugar. 

newflame2.jpg

Mientras, los políticos siguen espurreando demagogia a propulsión para ver si con un pelín de suerte el marrón elemento se acumula en la acera de enfrente. Lo apunta, claro, Téllez en su artículo La soberanía del New Flame.

“Esta es una de las zonas marítimas más concurridas y, por lo tanto, más peligrosas del planeta. Pero nos gusta el más difícil todavía. Cualquier día de estos estallará Gibraltar con o sin el HMS Tireless o Rota amanecerá bajo un hermoso hongo atómico. Y los analistas de la actualidad, entre quienes supuestamente me encuentro, sólo nos preguntaremos a quien beneficia o perjudica electoralmente el pim-pam-pum.” […]