Para empezar, sin comillas

junio 6, 2008

Para empezar, sin comillas (Álex Grijelmo, El estilo del periodista) “Un vicio muy presente en los profesionales que elaboran noticias de declaraciones consiste en comenzar el texto con las comillas. Al final de la parrafada con que haya obsequiado al redactor la personalidad en cuestión figurarán su nombre y su cargo. Pero hasta entonces el lector habrá estado escuchando una voz que no sabe realmente de quién es. Y no sirve la disculpa de que ya se ha puesto en el titular (lo que además no siempre ocurre), porque eso no evita la duda de si efectivamente el enctrecomillado corresponde a esa persona o a otra que se ha colado antes de llegar al meollo de la información. Además, en el título rara vez se pueden añadir los datos que definen al personaje, ni su cargo o la situación en la que pronunció la frase. Porque no es lo mismo que esa declaración tuviera como marco una ponencia, una comisión, un pleno, un pasillo, una reunión de amigos o un estudio de televisión”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: