conversación entre amigos

enero 21, 2008

Ender. Quiero volver a sentirme como jamás me sentí, retroceder en busca del bienestar que nunca tuve y rescatar las ilusiones que no me hicieron ilusión. Pero no acudiré al reencuentro con un pasado que, estoy seguro, no existió. Mi cabeza ha decidido por mí, y continuaré el camino indiferente que une el vacío y la nada, con breves paradas frente al mar pero ni una sola mirada atrás. Y cuando el silencio me rompa los oídos, me diré a mí mismo lo que no quiero escuchar, me contaré que no me he perdido, que todo va bien.

Ernest. Eres un niño perdido en unos grandes almacenes y que se detiene en la sección de congelados para observar el color grisáceo de la muerte en los ojos de un lenguado, su mirada indiferente, vacía, esperando a ser engullido. Tu madre te encuentra gracias a la megafonía, pero tu alma se queda para siempre ahí, quieta, inmóvil, deshecha, ante el lenguado que nunca te devolvió la mirada, porque estaba muerto, desde que salió del mar, como tú, asfixiado en la superficie. 

Bernie. A veces las paredes no nos dejan ver el jardín. Y tú, niño perdido, piensas que la puerta está siempre cerrada, que ése no es tu lugar. Pero te equivocas, una vez más. El jardín no es el olvido de la memoria, las paredes no son los charcos donde mueren las gotas de lluvia ni tú eres el mimo que mira desde las ramblas a los paseantes. Los retos son retos constantes, y en el vacío no hay nada, sólo inmundicia y perturbación. El reto es avanzar hacia los puntos cardinales, hacia los cuatro, con la mirada alta y el pecho cubierto; olvidar las pasarelas y nunca hacer borrón y cuenta nueva. Punto y aparte y seguimos. si consigues responder correctamente a esta pregunta hallarás la solución a tus problemas: conozco a un chino que lo hizo, y fue feliz para siempre bajo su tejado de uralita: el agua del arroyo, ¿moja? 

Angala mutante. Todos los visitantes de este espacio son gente muy lista, como un conejo viejo o como una planta que lleva muchos años en la terraza. Yo, mucho más ignorante, sólo puedo decirle a esta pantomima de Pantomito que es Ender cuando la melancolía y el tedio aprietan que la vida es, sobre todo, un saca dineros más y que no merece la pena. Esperemos que pronto vuelva el cometa Halley y nos lleve a todos a tomar por saco. No nos merecemos más que la muerte. Morirán nuestros perros, se marchitarán nuestras flores, se amarillearán, en el portarretratos, las fotografías de las mujeres a las que amamos. Doctor, cúreme, que me falta la alegría. Doctor, vístase, que la imagen de ese torso desnudo me hace llorar a gritos.

camisadefuerza-320x200.jpg

septiembre de 2005. La Revolución Creativa.

Anuncios

Una respuesta to “conversación entre amigos”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: