Secuelas del reencuentro

noviembre 14, 2007

Después de cada último viaje, me siento más que nunca de ningún lugar. Soy un viajero sin rumbo ni ánimo de regreso, que por ahora domina la inquietud de seguir adelante pero sabe que, algún día, perderá ese pulso.

Saboreo el Botrán de abrazos en Xela y me persigue el cóctel de San Pedro por probar; quiero volver a amanecer en Los Andes, anochecer mecido por olas en Monterrico, conmigo, y recuperar nítidos los reflejos de Titicaca y Atitlán.

¡Extraño América!

guate2.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: